Cómo emprender un negocio Online (Step 3): PRESENTAR la idea

Ya tenemos la idea. Ya tenemos nuestra pareja de mus, es decir nuestros socios. ¿Y ahora? Ahora necesitamos  financiación. Pero paso a paso, antes de lanzarnos a buscar a nuestros inversores, tenemos que pensar muy bien cómo vamos a presentarles la idea. Es igual de importante tener una buena idea, que saber venderla bien. Además,  en la mayoría de las ocasiones, sólo vamos a tener una oportunidad para convencer a los inversores de que es una buena idea, no sólo buena, sino la que están buscando para invertir su dinero.

Para saber si estás preparado para presentar tu idea, sólo tienes que poder afirmar con seguridad las siguientes frases:

#1 “Creo ciegamente en la idea”

Debemos creer ciegamente en nuestra idea. Si no creemos nosotros en ella, nadie lo va a hacer. Es nuestra idea, y por eso tenemos que defenderla con pasión y fuerza. Nos tienen que brillar los ojos a la hora de explicarla. Si los inversores notan que tenemos dudas, que no estamos seguros de algunas cuestiones, ellos van a dudar más aún. No se trata tampoco de creer que tenemos la verdad absoluta, pero al menos hay que demostrar que estamos seguros de que puede salir adelante y dar muy buenos resultados.

#2 “Conozco bien a quienes voy a presentar mi idea

No es suficiente con realizar una presentación genérica para todos los tipos de inversores. Tenemos que personalizarla según el tipo de público al que vayamos a presentarla. No es lo mismo presentar la idea a nuestra madre (que hasta la idea más descabellada la va a parecer la mejor del mundo, porque para eso somos sus hijos), que a un inversor que busca invertir en algo con un cierto nivel de seguridad.

Inversores e ideas

Por eso, lo primero es conocer bien al inversor. Cuanto más sepamos de él, tendremos más claro lo que busca, lo que le da seguridad y le motiva, y lo que por el contrario supone un riesgo para él. De esta manera tendremos una idea de lo que debemos contarle así como de las posibles respuestas que nos va a hacer.

Es más, debemos de intentar adoptar el estilo de nuestro inversor. Si entra en la sala de reunión sin corbata y con las mangas remangadas, debemos rodar para arriba también las nuestras y comenzar a presentar. Debemos buscar la complicidad con el inversor, si sonríe durante la presentación, nosotros tenemos que responderle también con una sonrisa, mientras que si tiene un comportamiento más serio, debemos tenerlo también nosotros (pero hasta cierto punto, lo importante es ser tú mismo).

#3 “Puedo resumir mi idea en un Tweet o en el tiempo que dedico a hablar del tiempo en un ascensor”

Debemos poder resumir nuestra idea en 140 caracteres de Twitter. No debemos aburrir a los inversores con largas explicaciones, a nadie le gusta perder el tiempo. Si hablamos demasiado, podemos desviarnos de la idea principal que es la que en definitiva importa. Lo mismo para las preguntas, cuanto más concisos y directos seamos, mejor.

Por eso, un buen ejercicio es intentar escribir nuestra idea en un Tweet. Parece fácil, ¿verdad? Pues no lo es. De hecho, es más difícil que escribir un largo documento con todos los detalles del negocio, ya que sólo tienes 140 caracteres para convencer de que tu idea es buena.

Tweet

Y aquí quiero detenerme un momento. Un ejercicio que me parece muy importante para tener clara la idea principal de nuestro negocio es el llamado “elevator pitch”. Nunca sabes cuándo te vas a encontrar con alguien dispuesto a invertir en tu idea. ¿Y si es en un ascensor, mientras subes de la planta 1ª a la 5ª de un edificio? ¿Podrías contarle tu idea en menos de 1 minuto? Básicamente, en este discurso hay que ir al grano. No hay tiempo para irse por las ramas o divagar, tiene que estar perfectamente estructurado y ser muy directo. El objetivo del elevator pitch no es vender, sino captar la atención. En otras palabras, queremos provocar en el interlocutor ese sentimiento de “quiero saber más”. Unas pequeñas pistas:

elevator pitch

Vamos a verlo en un ejemplo:

Se trata de Josh Light, un emprendedor que con esta presentación ganó el premio al mejor Elevator Pitch de la Universidad de Utah State. Comienza presentándose brevemente y explicando de lo que es capaz: “Mi nombre es Josh Light y soy el director de Cup Ad y creemos tener la forma más eficaz de publicidad del mercado hoy en día”. En 10 segundos, Josh se ha presentado a sí mismo y a su empresa, y continúa presentando su producto, su propuesta, dando algún dato y haciendo preguntas que generan interés en el inversor: “Nuestros anunciantes están expuestos durante un promedio de dos mil doscientos segundos. Ahora bien, ¿qué tipo de publicidad tiene ese nivel de exposición? Señoras y señores, ponemos publicidad en vasos de café”

Puedes ver también los vídeos de los ganadores del Primer Concurso Nacional de Elevator Pitch para Emprendedores, que pueden daros una idea sobre cómo estructurar bien un discurso de este tipo.

#4 “Me dedico plenamente al proyecto que voy a presentar”

Los inversores quieren ver que apuestas por tu idea hasta el punto de dejar tu trabajo y dedicarte plenamente a tu proyecto. Recuerda: tú eres el primero que debes invertir en tu idea, aunque sólo sea tu tiempo. Sólo de esta manera, trasmitirás a tus futuros inversores que crees en la idea y que al menos tú vas a hacer todo lo posible para que salga adelante.

#5 “Tengo un equipo preparado para llevar a cabo el proyecto”

Demuestra a los inversores que no sólo tienes la idea, sino que también tienes la capacidad para llevarla a cabo con éxito porque cuentas con un equipo capacitado para ello. No es necesario que vayas con todo el equipo a la presentación del proyecto, pero al menos háblales de cada una de las personas que están involucradas en el proyecto o que se van a involucrar cuando sea posible. No es necesario que todos sean socios, algunos pueden ser contratados y hacerlo cuando llegue la financiación.

#6 “Lo tengo todo preparado para la presentación”

A la hora de presentar tu proyecto, tienes que cuidar todos los detalles:

  • En primer lugar, debes presentarte adecuadamente; los inversores quieren conocerte, piensa que cuando inviertan en tu proyecto se van a convertir en tus socios, con todo lo que ello conlleva. Háblales de ti, de tus intereses, de tus motivaciones, de tu experiencia, de tu formación…etc, no es una entrevista de trabajo pero es importante que le demuestres que eres la persona idónea para desarrollar tu idea de negocio y que estás completamente motivado para conseguirlo.
  • Configura una demostración para que los inversores puedan ver con sus propios ojos cómo el proceso o producto funcionará.
  • Reserva una sala de conferencias, o si tus potenciales inversores prefieren, fija una fecha para ir a sus oficinas para discutir la idea.
  • La noche anterior a la reunión, ensaya cómo vas a presentar tu nueva idea de negocio frente a un par de amigos o compañeros de trabajo. Acepta sus comentarios graciosamente y mejora los puntos más finos de tu presentación.
  • Llega con tiempo suficiente a la reunión para que puedas preparar bien todo aquello que vayas a necesitar para realizar la presentación.
  • Comienza tu presentación con una nota positiva y agradece a los inversionistas por haberse reunido contigo.
  • Ayúdate de una presentación PowerPoint para presentar tu idea (muy visual y directa).
  • Después de que finalicen las preguntas, agradece a los inversores haber asistido a la presentación, dales la mano, entrégales a cada uno de ellos una tarjeta de visita de diseño profesional y pídeles que te llamen si tienen cualquier pregunta adicional.

#7 “Voy a relajarme y a disfrutar presentando, siendo yo mismo”

Los inversores buscan personas auténticas, dispuestas a darlo todo por su proyecto y que disfruten con su trabajo. Piensa que es tu idea y estás convencido de ella, ¿por qué ponerse nervioso? Sé que es difícil relajarse cuando el futuro de tu idea depende de una buena presentación, pero los nervios no van a llevarte a ningún lado.

BIBLIOGRAFÍA

- Cómo vender tu idea a los inversores

- 10 ideas para vender mejor tu srartup a los inversores

- ¿Cómo presentar una idea?

- Cómo presentar tu proyecto ante inversores

- Consejos para hacer un Elevator pitch

- Elevator pitch, o cómo vender tu idea en 30 segundos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *