Marketing Viral y de Redes Sociales

El siguiente paso es relacionarse con el cliente. ¿Y donde está el cliente? En las Redes Sociales. Pero las RRSS sirven básicamente para relacionarnos con nuestros clientes en Internet, no para hacer publicidad. Uno de los grandes errores de las empresas en los medios sociales es querer hacer propaganda de sus productos y servicios sin crear antes una relación con su público. Cuando vamos a una fiesta, no entramos gritando el nombre de nuestros productos y servicios ni distribuyendo folletos, sino que antes intentamos relacionarnos y divertirnos.

Esto es lo que debemos hacer en los medios sociales. Conocer personas, relacionarnos con ellas y mejorar esa relación, y después, quién sabe, podemos hacer una promoción o acción comercial. Si nos relacionamos con nuestro público objetivo, las personas irán antes o después a visitar nuestra web y, cuando lo necesiten buscarán nuestros productos o servicios. Pero para ello debemos darles algo a cambio; debemos hacerles sentir que pueden confiar en nosotros y ayudarles.

Pues ¡vamos a crearnos un perfil en las RRSS!

social-media-logos

Pero entonces, nos vienen varias preguntas;

#¿En qué medios sociales debe estar presente nuestra empresa?

No podemos estar en todos los lados, es mejor estar en dos bien, que en diez mal. Como estamos hablando de PYMES, el marketing digital debe estar muy definido. El objetivo es sencillo: nuestra empresa debe estar donde esté nuestro cliente, esto es, nuestro público objetivo. De esta manera, llegaremos a quien queremos llegar, y tendremos unos clientes cualificados.

Debemos pensar cuáles son los medios que más utilizan nuestros consumidores, e incluso podemos preguntarles a ellos mismos con herramientas como Survey Monkey o Google Form. Investiga, y crea un perfil en los medios y redes sociales más relevantes y que frecuente tu público objetivo.

#Una vez creado, ¿qué debo hacer en ellos?

Interactúa con ellos. Sigue a tus contactos y contesta a los mensajes que recibas. Busca en foros, comunidades, y grupos de interés de tu público objetivo. Debes controlar tu tiempo y tus recursos, por lo que intenta elaborar un calendario semanal con las acciones y publicaciones que quieres hacer cada día, intentando no saturar al cliente, manteniendo su interés pero sin abandonarle.

Puedes seguir una sencilla regla en redes sociales; oye, interactúa cuando sea necesario y responde cuando te pregunten. Y recuerda: los consumidores no quieren empresas perfectas, sino empresas que se preocupan por atenderle.

Te recomiendo que reserves para todo esto un horario, por ejemplo, una vez por semana, para trabajar la relación con tu público objetivo en los medios sociales. Es necesario planificar recursos a corto y medio plazo, lo importante es crear algo que sea constante.

#¿Puedo ir más allá de los perfiles?

Claro que sí. Puedes ir más allá y crear un grupo sobre un tema conectado a tu negocio y que domines. No todas las empresas pueden trabajar así, pero si tienes un gran conocimiento de un tema directamente vinculado a tu negocio, puede ser una oportunidad excelente para agrupar a los consumidores y personas de referencia alrededor de tu empresa.

#Marketing viral:

Además, a pesar de ser pequeños podemos ser virales. ¿Qué quiere decir esto? Que Internet nos da la posibilidad de poder llegar a un gran número de personas a través del Marketing Viral. Esto consiste en transmitir un mensaje a un grupo de personas, los usuarios alfa, que por algún motivo transmiten el mensaje a otras personas. Si en los medios sociales cada persona transmite el mensaje a dos personas o más, entonces ocurre el efecto viral, y en poco tiempo el mensaje llega a millones de personas.

viral

Antes de realizar cualquier campaña viral, es necesario definir qué motivación se quiere crear en el usuario para que lo comparta. Los tres grandes grupos de motivaciones que producen el efecto viral son:

1. Funcional: El que produce el efecto viral es el uso del producto; por ejemplo, Hotmail o Dropbox. Cada persona que usa estos productos, acaba propagando su uso a otros usuarios.

2. Personal; en este caso entra en juego la motivación del individuo, es decir, un interés personal inmediato, como en el caso de los programas de afiliados de Amazon, donde los blogueros incluyen banners de la tienda virtual Amazon en sus blogs para ganar una comisión en las ventas. Además de promocionar la empresa entre sus lectores, otros blogueros también ven este tipo de banner y se acaban interesando e incluyéndolo en sus blogs.

3. Emocional: Aquí la motivación de la persona es una emoción fuerte, positiva o negativa, y por ello manda el mensaje a otras personas. Un ejemplo de esto es Will it Blend it?, que fue todo un éxito en Youtube, donde un fabricante de licuadoras desafía a los espectadores, demostrando que su producto pica cualquier cosa, desde bolas de golf hasta iPhones:

¿Recordáis alguna de las siguientes campañas virales?

El pato “Willix” de Mixta

Tip-ex – A hunter shoots a bear

Carlsberg asusta a los asistentes al cine con motociclistas

Moraleja: no dejes de interactuar con tu público objetivo, ya sea en RRSS, mediante vídeos interactivos o virales, investiga lo que le gusta, y dáselo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *