Cómo emprender un negocio On-line (Step 1): LA IDEA

No comments

Si quieres montar un negocio, el primer paso es tener una idea. Pero esto es fácil decirlo, ¿verdad? Puede ser que seas de esas personas que tienen muchas ideas a lo largo del día, en ese caso, ¡enhorabuena!, ya tienes una parte muy importante del trabajo hecha. En caso de que no sea así, no te preocupes, cualquier persona puede tener buenas ideas, lo difícil es ejecutarlas. Vamos paso a paso.

El primer reto que se nos plantea, a los menos afortunados, es cómo creamos la idea. Hay muchos ejercicios mentales que podemos hacer para desarrollar nuestro lado derecho del cerebro, el creativo, y conseguir una idea innovadora y rompedora, en definitiva, pensar “out of the box”. Yo te aconsejo los siguientes:

– Lleva siempre encima un cuaderno; nunca sabes cuándo vas a tener una gran idea, por lo que no hay nada mejor que tener un cuaderno al lado para poder escribirla y más adelante desarrollarla. Como decía Picasso “Cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando”.

– Presta mucha atención a lo que te rodea: analiza y observa, piensa qué es lo que más te ha alegrado el día y lo que más te ha molestado, lo que cambiarías de tu vida cotidiana, escucha las opiniones de la gente que está a tu alrededor …etc. Todo esto te ayudará a tener nuevas ideas y nuevas maneras creativas para encontrar oportunidades de negocio o “insights”.

– Reúnete con un grupo creativo: Es importante porque nos ayuda pensar y afinar nuestras ideas. Es preferible que se trate de un grupo de gente con perfiles diferentes, para tener todos los puntos de vista y poder detectar más fácilmente los riesgos, debilidades y oportunidades de tu idea.

– Inspírate con otros modelos de negocio de éxito: Siéntate con otros emprendedores que hayan tenido éxito en su negocio, puedes aprender mucho de ellos e incluso te pueden dar consejos para mejorar tu idea.

– Cree en tí mismo: Esta es la parte más importante, el que primero tiene que creer que la idea es buena y que tiene posibilidades de tener éxito eres tú. Eres emprendedor, y la confianza en uno mismo y la pasión por lo que haces son lo primero. Para quitarte el miedo, quizás te pueda ayudar el siguiente ejercicio: haz un listado con el escenario más optimista y otro con el escenario más negativo y compara; muchas veces la peor situación no es tan horrible como pensamos.

Existen muchos otros ejercicios que puedes llevar a cabo para potenciar la creatividad y generar buenas ideas (y si sabes alguna más, ¡puedes comentar y contárnoslo!)

Una vez que tenemos la idea, es necesario analizarla, y aquí entra en juego la parte izquierda del cerebro, la analítica.  Esta fase consistente en comprobar que la idea es viable y puede ser llevada a la práctica. Ahí es donde empiezan los miedos, los “quizás…” los “y si…”. Básicamente, la evaluación de la idea se compone de dos pasos:

– Definición de la idea: Desarrollo en profundidad de la idea: concreción de la idea, a qué segmentos se va a dirigir, qué tipo de negocio va a ser…etc.

– Investigación y análisis del mercado : Análisis de las características del mercado en el que se pretende competir: características de los clientes potenciales y de los competidores, volumen y tendencia del mercado, etc.

Aquí te dejo 8 preguntas clave que debes hacerte para analizar tu idea:

  1. ¿Qué innovación tiene tu idea de negocio?
  2. ¿Cuál es la característica excepcional? ¿Puede protegerse con una patente?
  3. ¿Quién es el target?
  4. ¿Qué hará que el cliente compre el producto? ¿Qué necesidades cubre?
  5. ¿Por qué es el producto mejor que otras alternativas comparables?
  6. ¿Cuáles son las ventajas competitivas y por qué un competidor no podría simplemente copiar dichas ventajas?
  7. ¿De qué forma llega el producto al cliente?
  8. ¿Puede este producto generar beneficios? ¿Cuáles son los costes que conlleva y qué precio se puede pedir por él?

Es importante que tengas clara tu idea, y para ello debes de ser capaz de ponerla por escrito en cinco líneas. Pero esto sólo es el primer paso, ya que como hemos dicho, lo importante no es la idea, sino saber llevar la a cabo. La creatividad es “un 1% de inspiración y un 99% de transpiración” (Edison – Goethe).

Un claro ejemplo de esto es el desarrollo de la fregona: la idea era simple: palo + bayeta, de hecho existían patentes anteriores que no alcanzaron popularidad. Manuel Jalón cuenta que los factores decisivos para su éxito fueron todos los actos y procesos posteriores (explicar su funcionamiento en los escaparates, el paso de la manufactura al comercio industrial, pedir préstamos, animar a otras personas, reponerse ante fracasos, innovar en el tránsito al plástico…).

Por lo tanto, el siguiente paso es elaborar el plan de negocio, esos actos y procesos posteriores…pero eso lo veremos más adelante. Y ahora…¡a idear!

BIBLIOGAFÍA:

– “La vaca púrpura” – Seth Godin

Si tu idea te empuja, ¡salta!

BeatrizCómo emprender un negocio On-line (Step 1): LA IDEA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *