Microrrelato #4 – La Compañía Eléctrica

No comments

Cogió su sombrero, salió de casa y dio seis pasos. Hacía mucho que no era capaz de andar tanto. En el camino se encontró con Juan, uno de los huéspedes de su hotel. Le saludó y continuó avanzando. Cuando llegó a su destino, comprobó que todavía podía avanzar cinco pasos más. La suerte le sonreía. Pasó por delante de la cárcel de la ciudad y se paró enfrente de la compañía eléctrica. Entró, pagó lo que le correspondía, miró a Juan y le dijo con un tono de derrota: «bien jugado, has ganado». Odiaba perder contra su hermano al Monopoly.

BeatrizMicrorrelato #4 – La Compañía Eléctrica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *